Diario de Valderrueda
Otra vida. Otros tiempos...
miércoles, 20 de octubre de 2021, 19:45
OPINIÓN - MONTAÑA LEONESA

Otra vida. Otros tiempos...

|

Otra vida. Otros tiempos... Por Noemí Suarez Blanco.


DSC0316 editada


Como cada año al llegar estás fechas se cierne sobre los pueblos una sensación extraña. El fin de las vacaciones, el comienzo de las clases, la repentina fuga de la calidez del sol.... y la vuelta a las ciudades.


Las hojas de los chopos comienzan a tornarse en varias tonalidades avisando de que hay que prepararse. Y es que, como una especie de reloj biológico, con el cual acompañamos esa desidia de septiembre, en los pueblos y en la montaña comienza otro periodo. Una época que, a pesar de que los tiempos cambien, siempre implicaba que había que ponerse manos a la obra para esperar al invierno. Para que no nos pillara 'desprotegidos' comenzaba la recolecta de la leña o los últimos frutos de la tierra.


En estas fechas sobre los pueblos y la montaña se deposita una especie de manto invisible. Lo cubre todo de una sensación difícil de explicar pero que aquí a todos, los pocos que quedamos, los tapa por completo. Montes, picos, pastos, brañas, campares, bosques, arroyos... hasta ellos llega su velo. Llegan los meses de la autentica realidad: estos lugares no se pausan hasta el próximo periodo estival.


Todo cambia. Hemos aprendido y avanzado. Se supone que ya no esperamos el invierno con esa incertidumbre a veces de supervivencia que tenías nuestros abuelos. ¿O sí?.


Llega la incertidumbre que nos traen los nuevos tiempos: cuánto aguantaremos, cómo lo haremos, qué nuevas barreras nos colocarán esta vez. Parece increíble que en estos tiempos que corren donde el ser humano ha conseguido adaptarse a prácticamente todo no consiga avanzar en muchos aspectos. Todos los indicios apuntan claro, aquí no vivimos aunque sí habitemos.


No importa nada que todo aquí fluya. Que haya una calidad de vida muy superior a la de una gran ciudad. No importa que se demuestre una y otra vez con variados argumentos. No importan las pandemias que vuelvan para recordarlo. Seguimos metidos en el trance que ya en la industrialización nos decía que ciudad era igual a oportunidad. Que del pueblo había que marcharse para ganarse la vida. Que quedarse implicaba hipotecar tu vida a la nada. Una vida de trabajo duro. ¡Como si eso lo solucionara la ciudad!


Hoy conseguimos ponernos en unas horas en la otra punta del mundo, pero no somos capaces de elegir libremente donde podemos vivir. Con los mismos deberes, unos pocos menos de derechos y nada o menos de las mismas oportunidades.


Para el que aún no pueda comprenderlo, sí, vivir en un pueblo hoy en día es compatible con prácticamente todo. Aquí ha nacido otro modelo de vida que nos permite disfrutar de los nuevos tiempos. Han surgido pequeños negocios, se han formado grandes emprendedores y se han forjado muchos valientes. Porque a pesar de todas las ventajas de la vida rural, de las continuas demostraciones del 'sí se puede', seguimos con la zancadilla puesta. Seguimos no aportando pero tampoco apartando. Seguimos luchando por igualdad de oportunidades y servicios dignos. Si contribuimos, a menudo demasiado .... ¿por qué no los tenemos?


Elegimos esta vida igualmente. A pesar de las dificultades. Lo hacemos porque podemos. Escogemos porque así somos y así nos formamos. Así somos felices. Que el mundo siga adelante no es incompatible con vivir junto a la tradición y los pueblos.


Hace ya unos meses me topé con Tania, joven, ganadera. Escogió y acertó. Hace unos días Carlos (Lucha por la Montaña) nos enseñó a través de las redes sociales su asistencia a una cita en el pueblo de Tejerina. Los mozos de Tejerina lo invitaron a su tradicional ronda. Uno de los muchos ejemplos de conservación de las tradiciones a pesar del paso del tiempo, a pesar de los cambios en la forma de vivir, a pesar de que la vida cambie. Y de la mano de nosotros, los jóvenes, los que llegamos y no queremos irnos. Hemos escogido, hemos acertado.


En esta vida de prioridades hay quien elige lo de siempre. Ya no es conformarse, tan solo es vivir. Hacerlo como desees porque ahora puedes. Hoy ya no es solo una elección, es la decisión acertada.


Fuente: Noemí Suarez Blanco

Fotografía: Noemí Suarez Blanco


relacionada ​Llegan, destruyen y se van...
relacionada ¡Aún somos algunos, Julio!
relacionada El hogar: Esa parte que fue crianza

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.