Diario de Valderrueda
“Perspectivas”...Por Marina Díez
jueves, 23 de septiembre de 2021, 14:20
OPINIÓN - CULTURA

“Perspectivas”...Por Marina Díez

|

“Perspectivas”...Por Marina Díez.


IMG 20210722 181733


¿Formas de ver el mundo que nos rodea? ¿Representaciones quizás? ¿Arte o técnica? Todas, en realidad. “Perspectivas” se abrió ante mis ojos de una manera casual e inesperada, como ese regalo que contiene magia y la desprende conforme vas deshaciéndote de los lazos y el envoltorio hasta llegar a ver lo que contiene en su interior.


Ocho años he tardado en descubrir la joya que es Merayo, un lujo para León el poder tener en nuestra provincia una fundación como esta. Hasta el 31 de octubre se pueden visitar sus ocho exposiciones. ¿Una por vela a soplar en su cumpleaños? El requisito para poder visitarla, desde que estamos en pandemia, es concertar cita en el teléfono 987319150.


Imaginaros la gran casona Arriola, en Santibañez del Porma, como una gran tarta con ocho velas que darán luz a la representación de las salas que os iré soplando, una a una a modo de merecido homenaje; pues en sus muros da cobijo a lo mejor del arte no solo leonés sino internacional, apoyando y dando a conocer a infinitud de artistas de diferentes campos, convirtiéndose en lugar de encuentro para amates del arte.


Podría haberos escrito un relato sobre la Casona haciendo gala de su historia como edificio singular, porque da para más de un escrito, o una especie de facsímil por entregas del camino recorrido de manos de la casa a través del tiempo, de la saga familiar Arriola a su conversión a Seminario hasta su actual utilización como sede de la fundación. Los poros de cada piedra traspiran historia. Quizá algún día me anime, pero no hoy. (Quizá Ángela, la artífice de su nueva vida, os lo explique durante la visita).


Venga, vamos a girar la historia, que me enredo y sino no os cuento lo que pretendo que conozcáis. Coged la aldaba de la puerta y llamad. No os servirá de mucho, pues la casona es grande y necesitaréis dar un telefonazo a Ángela para que os abra, pero tiene su encanto comenzar así el viaje.


Traspasad el portón principal y en ese soportal de suelo preciosamente empedrado tendréis el acceso a la primera de las exposiciones. Soplad la primera vela y cerrad los ojos para pedir un deseo, quizá se cumpla. Quién sabe. Lo que sí es seguro es que os encontraréis con “Desde Oriente hasta las Médulas” de Prado de Fata. En sus creaciones la filosofía zen fluye a borbotones, curiosa su representación de las Médulas a través de esta visión particular de la autora. Me enamoré de sus grabados, despertaron en mí el interés a sus esculturas y sus ilustraciones evocaban a mi alma poeta el trazar matemáticamente versos de 5-7-5. El caso es que el viaje solo estaba comenzando y ya me había enamorado de aquel mágico lugar.


Me dio muchísima pena haberlo descubierto tan tarde. Ocho años de visitas perdidas, programaciones culturales interesantes que no veré, arte que me quedará por revelar… Afortunadamente ahora ya sé donde está, y, en cuanto pueda, me llevaré a la peque de visita. ¡Porque merecerá la pena volver y disfrutar de nuevo!


Hemos apagado una vela, vamos a seguir con la fiesta… Al salir de la primera instalación nos topamos de frente, en ese precioso empedrado con “Cielos ficticios” del colectivo Entretejid@s (Ana María Campos, Cristina Ibáñez y Sandra González) ¿Qué podréis ver? El arte del reciclaje, literalmente, donde las artistas nos muestran el cielo con metáforas que nos acercan a ese encierro que vivimos no hace tanto.


La sala que más me inspiró, tanto como para escribir unos versos, fue la capilla. En ella hay piezas abstractas de la pintora Elvira Fustero, de quien Ángela habla con devoción por ser una pintora con una gran trayectoria de proyección internacional, pero, sobre todo, y ahí se nota el buen gusto de la mecenas al elegir colaboradores, por esa magia que la pintora desprende con frescura y sensibilidad en ese grito interior que reflejan sus pinceladas. En la misma capilla, además del arte de Elvira, podréis disfrutar de Las expresivas manos de Antolín Álvarez Chamorro y de una “Santa Teresa” levitando que os prometo será lo primero en lo que fijéis vuestra vista al adentraros en la sala. No sé si por los bancos de madera, porque aún continúa el altar o porque se percibe desde abajo el coro, el caso es que dentro de los espacios que hay en la fundación es el que más me ha impresionado. Esas lámparas de forja, las vidrieras… No sé, que tampoco os quiero desvelar tanto. ¡Id! Y así luego lo comentamos entre todos.


Me declaro una cateta del arte leonés, a Manuel Cuenllas, os prometo que lo sigo hace tiempo, pero desconocía su faceta de pintor ¡Sus esculturas son muy llamativas! (conste que esas sí las reconozco). De hecho, le comenté a Ángela que había visto otras obras de Manuel en el museo de la Harinera de Gordoncillo (que, si no habéis estado nuca, otra cosa a apuntaros en la ruta de edificios que ver en nuestra provincia ¡porque me encantó!, y si pasáis el día por la zona podéis comer un bacalao de los buenos en Valderas- pero de esto ya os hablaré otro día, que me disperso y estamos a la otra punta de la provincia-) Por qué os hablo de esto, pues porque al salir de la capilla será lo que veréis, la exposición de Cuenllas, esa faceta menos conocida de pintor y, hablando llanamente: ¡es una pasada!


Van cuatro velas ¿estáis soplando conmigo? ¡venga coged aire! Que volvemos al patio par adentrarnos en la casona. ¡Si es que el escudo de piedra ya indica dónde nos encontramos! ¡Ver una de estas casonas por dentro ya es un lujo, pero vestida con arte! Eso es otro nivel. Otro portón más que atraviesan mis ojos de mirada bárbara (esa contemplación poeta de verlo todo nuevo como un niño, con ilusión y con ganas de más y de aprender), una escalerona de piedra que guarda uno de los enormes cuadros de Ángela es lo primero que vemos, y esta vez es literalmente suyo, pues no debemos olvidar que además de ser quien lleva la fundación ¡también es pintora! A mano derecha otra exposición. Ella trata de ir explicando cada cuadro del pintor italiano Fausto Minestrini, reconocido a nivel internacional con obras coloristas de collages con materiales diversos e imágenes sugerentes en las que presenta un mundo interior lleno de luz y de vida, cargado de poesía vital. Nos traduce amablemente cada uno de los títulos del artista. Me enamoro de nuevo, esta vez de un cuadro que refleja la luna ataviada con letras y cargado de texturas que lo hacen fascinante.


A la derecha de la escalera Fausto, a la izquierda, Ángela. ¡llevaba toda la visita buscando sus creaciones! Es una suerte tener delante de ti a la persona que da magia a los lienzos y que te explica su proceso creativo. ¿A que os apetece aprovecharlo? ¡Normal! Os iba a decir que es un fausto, como si no fuera más sencillo repetir que es un lujo y no quedar mal con una broma fácil enlazando lo que digo con el nombre del artista italiano. En fin, qué se yo.


Llegados a este punto no sabréis ni las velas que hemos soplado ¡pues solo queda una! No os despistéis. Termino mi visita guiada en el patio. Rodeado de esculturas magnificas y de diversas procedencias.


Me falta hablaros de “Videoarte” Julián Álvarez, artista audiovisual leonés afincado en Barcelona, que muestra en la Fundación Merayo su homenaje a Joan Brosa. Poéticas aberraciones meta-cinematográficas, un viaje piro- fotográfico a los confines del fotograma y nostálgico a los días en que la asistencia al cine implicaba efectos colaterales: poéticas aberraciones. Esta fue la única que no me dio tiempo a disfrutar, así que otro día os cuento mi experiencia con esta parte de la visita.


IMG 20210722 181640


Por resumiros un poco todo esto, me quedo con la amabilidad de Ángela al mostrarnos cada exposición, con el poder conocer a artistas de talla internacional en una casona con tanta historia como es la Arriola, con que tenemos en Santibañez una fundación con unas actividades culturales más que interesantes, pero ¿Sabéis lo que más me marcó de la visita? Resulta que en rincones de la casona podemos admirar partes del Monasterio de Eslonza, joyas arquitectónicas que el Obispo Almarcha aprovechó de la que reutilizó también la portada barroca de la que es hoy la Iglesia de Renueva en León. 


Os he dejado mucha información, pero, como siempre, lo mejor es que lo veáis vosotros mismos. ¡Que disfrutéis de otro rincón precioso de nuestra provincia!


Fuente: Marina Díez

Fotografía: Marina Díez


relacionada Sorpresas que me llevo de ruta por la provincia de León
relacionada Pensamientos de “no normalidad”
relacionada El 'MusiCares Festival' llega este fin de semana a Santa Marina de Valdeón
relacionada Nace 'Cara Sur', la nueva cerveza artesana y leonesa de Picos de Europa
relacionada Será la luna...

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.