Diario de Valderrueda
¿Cómo se elige al Papa en el Vaticano?
lunes, 6 de diciembre de 2021, 18:00
INTERNACIONAL - RELIGIÓN

¿Cómo se elige al Papa en el Vaticano?

|

La Iglesia católica es la institución religiosa más influyente en la actualidad, por lo que su figura principal es muy reconocida en la actualidad. El llamado Papa, o Sumo Pontífice, es el representante de Jesucristo en la Tierra y tiene como misión amparar a todos los creyentes del mundo.


Art 6



El Papa probablemente sea una de las personas más importantes e influyentes del mundo. La religión católica es hoy en día la más practicada en todo el planeta, por lo que no es de extrañarse que su figura principal resulte ser tan relevante en el panorama político y social actual.


Este célebre cargo, que a lo largo de la historia ha sido ocupado por 266 personas distintas, tiene como finalidad promover y mantener la fe católica en todo el mundo, además de unir a los ciudadanos para que persigan el bien. En este sentido, la Iglesia busca que las tareas administrativas no obstruyan la cercanía que tiene el Papa con las personas.


Además, el Papa cumple las funciones de canonizar a católicos de importancia (para así convertirlos en santos), nombrar cardenales y declarar dogmas. Esto significa que tiene una gran cantidad de poder tanto en la Iglesia como en las personas que practican la fe.


El Papa también cuenta con una gran serie de títulos dentro de la iglesia, siendo algunos de ellos Obispo de Roma, Vicario de Cristo, Sucesor del Príncipe de los apóstoles y Siervo de los Siervos de Dios. Además, es el jefe de Estado del Vaticano.


La figura del Papa es tan importante, que es incluso considerado como el representante de Jesucristo y del Espíritu Santo en la Tierra. Por lo tanto, su palabra es infalible y su pontificado es admirado por millones de creyentes en todo el planeta.

Proceso para designarlo.


El listado de papas católicos es bastante extenso, teniendo a unos 266 obispos oficiales que han participado en el cargo. Y es que la historia de este título se remonta al año 30 d.C., poco después de la muerte del mismísimo Jesús de Nazaret.


El primer Papa de la historia fue San Pedro. Antes de morir, Jesús le dio la misión de ser el apóstol líder que llevaría su palabra y voluntad a todas las partes del mundo.


Por este motivo, San Pedro es reconocido como el primer papa de la historia. Aunque no tuvo el título, pues en ese entonces no existía, sí tuvo la misma autoridad y ejerció las mismas funciones.


Después de Pedro, los siguientes papas tuvieron que ser elegidos por los mismos obispos, pues no existía la posibilidad de que Jesucristo mismo los seleccionara. El segundo Papa fue San Lino, elegido por Pedro y por Pablo, sin embargo las siguientes elecciones fueron realizadas de una manera mucho más organizada.


Es así como surgió el llamado “cónclave”. Este es un evento donde el Colegio Cardenalicio se reúne para elegir al nuevo Papa, todo conforme a las normativas de la constitución apostólica. Algunas de las reglas determinadas para que la ceremonia ocurra sin ningún tipo de complicaciones son las siguientes:


  • Cualquier sacerdote puede ser elegido, sin embargo se le debe otorgar el título de obispo inmediatamente para poder ejercer con normalidad sus funciones.
  • Son 120 los cardenales que tendrán voz y voto en la elección.
  • El lugar donde se realizará la ceremonia es en la Capilla Sixtina, teniendo la mayor privacidad posible y manteniendo en total secreto lo que ocurra allí dentro.
  • Cuando se elige al Papa, se le debe pedir consentimiento (preguntando, “¿aceptas tu elección canónica para Sumo Pontífice?”). Se le debe preguntar también el nombre que tomará para ejercer sus funciones.

  • En el momento en el que las votaciones tengan conclusión, la capilla emitirá la llamada fumata blanca para dar a conocer al público que ya se ha llegado a un acuerdo. Si la votación no otorga un resultado claro, se debe emitir la fumata negra para continuar con las elecciones.


    Cuando ya haya terminado el proceso, el cardenal protodiácono debe pronunciar un enunciado en latín con el que se indica el nombre del obispo, su apellido y su nuevo nombre como Papa. Es aquí donde se origina la famosa frase “Habemus Papam”, que significa “Tenemos Papa”.


    Las elecciones de Papa comúnmente se suelen hacer cuando el pontífice falleció, quedando vacante el puesto y convocando un cónclave para llenar ese vacío. Sin embargo, algunas veces se presenta el caso en el que un Papa renuncia a su cargo, siendo el caso más reciente el del Papa Benedicto XVI, quien dimitió en el año 2013.


    ¿Qué pasa cuando no se cumplen las normas?


    Lo normal es que la elección del Papa se realice considerando las normativas propuestas por la Iglesia. Sin embargo, se han dado muchos casos en lo que esto no se da como debería, dando lugar a los llamados antipapas, usurpadores del puesto de sumo pontífice.

    Un antipapa no necesariamente tiene que alejarse de la doctrina católica, tan solo tiene que tener la intención de usurpar el puesto ilegítimamente para recibir este título. Como puede esperarse, estas figuras han sido muy controvertidas en la historia de la Iglesia.


    En total ha habido unos 40 antipapas, quienes llegaron a usurpar la cima de la Iglesia por diferentes motivos y con distintos métodos. Se dieron muchos casos en los que la política dentro de la misma Iglesia ha sido irregular, dándose el escenario de la discrepancia doctrinal.


    Esta discrepancia se da cuando el Papa no es elegido según las normativas, sin embargo, cuentan con un gran apoyo por parte de ciertos grupos dentro de la Iglesia e incluso por parte del pueblo. Algunos ejemplos son San Hipólito de Roma, Novaciano y Félix V.

    Similar a esto, en algunos casos la discrepancia era tal que la Iglesia se dividía en grupos, cada uno creando su propio cónclave y eligiendo un Papa diferente. Es el caso del antipapa Clemente VII, elegido para usurpar el puesto del Papa Urbano VI quien, según cierto sector, no se adaptaba a las leyes de la iglesia en cuanto a comportamiento.


    Otros casos más graves ocurrieron cuando ciertos imperios encarcelaban a los papas legítimos, para así nombrar a otros que más se adecuaran a sus objetivos. Estos fueron los casos de Félix II y Pascual III, colocados por el imperio romano.


    Sin comentarios

    Escribe tu comentario




    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    APOYOS OFICIALES

    © DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


    Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

    Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.