Diario de Valderrueda
Nuevas aficiones...por Marina Díez Fernández
martes, 2 de marzo de 2021, 14:48
CULTURA - PROVINCIA DE LEÓN

Nuevas aficiones...por Marina Díez Fernández

|

Nuevas aficiones...por Marina Díez Fernández.

Llega la sección más dominguera de Diario de Valderrueda, como siempre de la mano de la escritora de Sopeña de Curueño.


Violin 4526508 1920


¿No os ocurre a vosotros que con esto de pasar más tiempo en casa buscáis cosas que hacer? En este año que llevamos, porque ya va ha hacer un año, he escrito una novela, tres poemarios, me apunté a clases de danza del vientre (donde descubrí que la mitad de mi cuerpo va por libre), clases de dibujo (que os adelanto que no es lo mío), talleres de escritura creativa, un club de lectura y hasta retomé el tocar mi guitarra española, la cual llevaba en una funda desde primero de carrera. Entre mis nuevas y múltiples aficiones se apoderó la idea en mí de que podría ser atractivo tocar un nuevo instrumento, y me gustaría compartir con vosotros el relato que surgió de dicha azaña:


No sé si a un gato atropellado o la voz de Phibie la de Friends cantando “smelly cat”, pero bien esto no suena. Compré el violín adecuado, uno no muy barato, pero no excesivamente caro y que el apuesto comercial de la tienda de instrumentos me recomendó. “Con este violín aprenderás enseguida a tocar y no será complicado, pues no se comba como otros más asequibles”. Posiblemente me vendiera la moto con el violín, pero esto ni es cómodo, ni fácil y más bien taladra mis oídos y el de mis pobres vecinos.


Por qué quise aprender a tocarlo, ya ni me acuerdo. Un nuevo reto supongo. Lo que me duele el cuello. Me estoy hasta mareando. No es buena idea colocar el pescuezo torcido tanto tiempo teniendo mal las cervicales. Me dan ganas de tirarlo por la ventana, pero fue más caro de lo que me esperaba. Quizá lo venda de segunda mano, porque utilizarlo como madera para la estufa de leña me parece un lujo.


Bah, solo un ratito más, a ver que sale.


Acerco mi barbilla a la almohadilla, coloco el violín y hago el gesto con la otra mano y el palito de comenzar a tocar. Deslizar no deslizo, más bien trincho las cuerdas, si realizo el movimiento de forma suave, no se escucha, si lo hundo me estallan los tímpanos y tengo la sensación de que una de las cuerdas del violín va a romperse saltando una de sus partes hacia mi cuello o mis ojos ocurriendo una tragedia. Me imagino los titulares “Poeta muerta por mal uso de instrumento musical, sus vecinos agradecen el trágico suceso solo por no volverla a escuchar tocándolo”.


¿Qué hago? ¿Me rindo? La verdad es que me estoy acordando de la vecina del cuarto pasando el aspirador a las dos de la mañana y eso me anima a continuar emitiendo berridos aberrantes con esas pobres cuerdas que tendré que cambiar antes de una semana si no quiero mutilarme.


Fuente: Diario de Valderrueda

Fotografía: Marina Díez


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.