Diario de Valderrueda
¿Pierden los alimentos propiedades al congelarse?
jueves, 25 de febrero de 2021, 16:37
GASTRONOMÍA - COCINA

¿Pierden los alimentos propiedades al congelarse?

|

Hoy en día, comprar alimentos congelados representa una buena opción para aquellas personas que, por múltiples actividades diarias, no disponen del tiempo para adquirirlos frescos y luego tener que cortarlos y prepararlos. Ante esto surge la duda acerca de los alimentos y la pérdida de sus propiedades al congelarse. Hoy, abordaremos este tema, para conocer qué tan cierto es esto.


¿Por qué los alimentos se descomponen?


Los alimentos suelen descomponerse y se pudrirse con el pasar del tiempo por efectos naturales. También los factores externos, como los excesos de temperatura, la humedad y la luz contribuyen a acelerar este proceso.


Es importante destacar que, al congelar los alimentos lo que se está realmente haciendo es inhibir las reacciones de los microorganismos y, por lo tanto, alargando su vida útil. Por eso, para prolongar su conservación, se recurre al proceso de congelarlos, garantizando de esta manera disponer de ellos durante mayores lapsos de tiempo.


¿El frío conserva los nutrientes?


Está demostrado que los alimentos al congelarse mantienen los niveles de nutrientes. Esto se debe, a que durante la congelación se detiene el proceso de evolución natural y por consiguiente estos tardan más en degradarse.


Lo anterior, a diferencia de los alimentos al natural que siguen su ciclo biológico de deterioro. Durante este proceso, la oxidación no se detiene y tampoco la acción de las enzimas y microorganismos. Por lo tanto, después de varios días, su valor nutricional disminuye.


¿Qué propiedades pierden los productos cárnicos congelados?


Los productos cárnicos (llámese carne vacuna, pollo, pescados y mariscos), al congelase pierden humedad. Aunque esto realmente no afecta su sabor, si representa una pérdida económica debido a la disminución en el peso.


Además de lo anterior, existen diversos tipos de alimentos de origen animal, como frutas y verduras que no deberían ser congelados porque representaría una pérdida importante de sus nutrientes (tal como puede ser el sabor, el aroma, y en muchos casos la textura de estos). Encontrándose entre aquellos alimentos que no se deben congelar, los siguientes:

Frutas que se oxidan (tal como la banana, la manzana y el aguacate).


Productos con grasas.

Huevos.

Patatas.

Quesos.

Verduras que se quieran comer en crudo (como el tomate, la lechuga y el pepino).

Tartas y pasteles caseros.

Si se tiene una familia numerosa, demasiadas actividades y compromisos que imposibilitan ir con frecuencia a comprar alimentos, la opción de comprar alimentos ya congelados, puede resultar ideal.


¿Cómo congelar adecuadamente los alimentos?


Se debe utilizar bolsas para congelar (preferiblemente de las que traen consigo cierre hermético), aunque los envases plásticos con tapa también son apropiados. Debes saber, que los alimentos al congelarse de la forma adecuada, tienen muy poca o casi ninguna pérdida de sus propiedades o nutrientes.


De acuerdo con algunas investigaciones llevadas a cabo en el campo de la ciencia, se ha comprobado que tanto las frutas como verduras congeladas, pueden seguir manteniendo los nutrientes con los que contaban antes del proceso de refrigeración.


Ventajas de las frutas y verduras congeladas


Además de mantener tanto los nutrientes como las vitaminas, las frutas y verduras congeladas que se compran ya listas y empacadas, tienen las siguientes ventajas:

Están siempre disponibles (estas pueden conseguirse en cualquier estación, lo cual nos permite comer frutas y verduras fuera de temporada).


No generan desperdicios en el hogar (por lo general las verduras y hortalizas ya vienen peladas y cortadas en trozos).


Se puede regular de manera más fácil su consumo (pues solo se extrae la cantidad que se va a consumir y el resto permanece en el congelador).


Desventajas de las frutas y verduras congeladas


Como es natural, también existen algunas desventajas cuando se compran frutas y verduras congeladas. Entre ellas podemos mencionar:


En algunas ocasiones los alimentos pueden sufrir la pérdida de antioxidantes debido a las bajas temperaturas del refrigerador. Esto también puede llegar a afectar en algunos casos el sabor de los mismos.

Existe el peligro de que no se haya respetado la cadena de frío, lo cual conlleva al desarrollo de bacterias.


¿Se puede congelar los alimentos por segunda vez?


En caso de que el proceso de descongelación de los alimentos se lleve a cabo encontrándose estos dentro del frigorífico, se pueden volver a congelar sin ningún problema. Sin embargo, si esto se hace a temperatura ambiente no es recomendable, porque entran en contacto con los microorganismos que puedan encontrarse dentro del entorno

.

De hecho, una vez que refrigeramos un alimento que con anterioridad ya ha sido congelado, la carga microbiana de este aumentar considerablemente en comparación a la que poseía antes de ser congelado por primera vez. Por tal razón, se recomienda extraer del congelador únicamente la porción o ración que se vaya a consumir.


Si el grupo familiar es pequeño (de una o dos personas), no es necesario congelar los alimentos. De hecho, sería altamente recomendable optar por un frigorífico sin congelador, ya que allí se conservarían adecuadamente, contribuyendo además a tener un menor consumo energético en el hogar.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.