Diario de Valderrueda
El oso crece en la montaña leonesa y palentina
viernes, 29 de mayo de 2020, 02:49
OSO PARDO - CORDILLERA CANTÁBRICA

El oso crece en la montaña leonesa y palentina

|

Un reciente estudio genético realizado por la Fundación Oso Pardo en colaboración con el Museo de Ciencias Naturales revela un progresivo movimiento de osos de la denominada Cordillera Oriental hacia la Occidental , que comprende la montaña palentina, la comarca de Riaño y la montaña cántabra. 



Este movimiento de ejemplares de una zona a otra tiene una trascendencia importante, ya que se traduce en un incremento de ejemplares en el área donde se integra la provincia de Palencia y, además, con una enriquecedora mezcla genética.


El presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, reconoce que este desplazamiento de osos de una zona a otra, del occidente hacia oriente, es muy positivo y se traduce en una mayor garantía de mantenimiento de la especie.


«Los estudios genéticos nos han revelado cómo se mueven osos entre las dos poblaciones cantábricas y hay evidencias de osos occidentales que han estado con osas orientales. Este dato es muy positivo, puesto que la subpoblación de osos en la zona de Palencia, León y Cantabria, era la que menor variedad genética tenía de todo el mundo. Esto era muy peligroso. Ahora se ha comprobado que por fin van pasando seres de una zona a otra, de occidente a oriente, y algunos incluso se quedan», explica Palomero.


El presidente de la Fundación Oso Pardo recalca que la presencia de osos de occidente en la zona de la montaña palentina se traduce en una mezcla de genes muy positiva. «Ayuda a la recuperación de la pequeña población aislada hasta ahora. Hay más osos con más crías, y eso para nosotros es un buen dato», agrega.


Censo exacto


Resulta difícil realizar un censo exacto de ejemplares machos y cualquier cifra siempre es aproximada y basada en buena parte en indicios. No ocurre lo mismo, sin embargo, con las hembras. Las osas se distinguen mucho mejor por su apariencia, se aprecian a primera vista, y los censos poblaciones suelen ser más exactos. En los últimos años, se han detectado entre cuatro y seis osas con crías cada año en la zona oriental, donde se enmarca la Montaña Palentina. «Esto es un buen dato. Es una noticia positiva, porque además el intercambio de genes de occidente y oriente ayudar a la recuperación de esa pequeña población oriental», explica Guillermo Palomero.


Hasta aquí, todo lo positivo. Pero también la población de osos está condicionada por varios factores negativos, que todos confluyen en la muerte de ejemplares. El reciente hallazgo de un oso muerto en la Montaña Palentina ha vuelto a despertar la alarma entre los expertos. «No podemos apuntar ninguna causa hasta que no conozcamos los resultados exactos de los análisis toxicológicos y la necropsia de este ejemplar. Los primeros indicios apuntan a un posible envenenamiento, de hecho el Seprona está trabajan do con las unidades caninas para descartar esta hipótesis. Sin embargo, nosotros no queremos mostrar ninguna valoración hasta que no tengamos resultados definitivos. Cualquier muerte de un oso es grave, cualquier baja es negativa y hay que buscar las causas para atajarlo», afirmó el presidente de la Fundación Oso Pardo.


Descenso del furtivismo


Guillermo Palomero reconoce que en los últimos años se ha detectado un descenso en los casos de furtivismo, en sus tres vertientes: trampas, disparos y envenenamiento. «Los disparos se han reducido considerablemente y las trampas también. El envenenamiento también ha bajado, pero nos preocupa que aún pueda existir, creo que es un problema que exige mantenerse atento», sostiene. En su opinión, la colocación de veneno no es una lucha aún resuelta y está matando ejemplares de especies protegidas como rapaces o lobos. «Con independencia de que el veneno afecte al oso, lo cierto es que es una batalla que debemos dar con más fuerza. El veneno es una sustancia muy peligrosa y está acabando con ejemplares de especies que están muy protegidas. Croe que es una batalla en l que hay que darle con más fuerza, con independencia, insisto, de lo que los análisis revelen que ha sido la causa final de la muerte de este oso. Las administraciones en función de sus competencias, los servicios autonómicos, el Seprona de la Guardia Civil... todos tienen que poner la carne en el asador», apunta Palomero. Pero, ¿cómo se controla el veneno en parajes tan amplios?. Según el presidente de la Fundación, la clave está en las redes de distribución. Si se controlan los circuitos en los que se venden los venenos y cualquier otro producto tóxico, se podrá atajar mucho mejor el problema.


Desde el año 1989, la Fundación Oso Pardo realiza estudios censales con los mismos criterios y de la misma forma. La cifra global de osos es aproximada, es un mero criterio indicativo en función de muchos factores. Actualmente, se estima que en la denominada zona oriental (una gran parte está ocupada por la Montaña Palentina, pero también por la leonesa y Cantabria), existe una población aproximada de 250 osos. La cifra, sin embargo, no responde a criterios científicos.


Otro asunto diferente es el que ocurre con las hembras. Son pocas y se las distingue a primera vista, lo que permite realizar una estimación mucho más concreta. «Es este dato el que nos permite trabajar con mucha más concrección. Las osas con crías que han sido vistas en los últimos años son las que permiten en mayor medida establecer prospecciones de futuro. Los datos que ahora mismo manejaos nos permiten avanzar un panorama optimista para el futuro, porque el cruce genético es enriquecedor».


Fuente: Pilar Rojo

Fotografía: Fundación Oso Pardo


relacionada La FOP planta 100.000 árboles para servir de alimento al oso pardo y ayudar a su repoblación

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.