Diario de Valderrueda
​Cultura leonesa: Entrevista al escritor Manuel Cuenya
miércoles, 12 de mayo de 2021, 05:02
ENTREVISTAS - CULTURA

​Cultura leonesa: Entrevista al escritor Manuel Cuenya

|

Cultura leonesa: Entrevista al escritor Manuel Cuenya.

Como cada domingo, conocemos más sobre protagonistas de la cultura o el ocio leonés de la mano de Marina Díez Fernández.


Cuenya en Carrizo


‘Del agua y del tiempo’, Manuel Cuenya: 


El título ya en sí es poesía, ¿una metáfora del río en comparación con la vida? ¿Qué has destilado en él?


Me alegra que ya el título resulte poético. Los títulos suelen ser embriones de lo que los lectores/as se encontrarán en el libro. El agua y el tiempo son claves esenciales, acaso claves líricas, para entender el mundo. Sin agua y sin tiempo nada ni nadie somos.

En este libro he volcado algunos poemas y textos en prosa, que tal vez resulten poéticos. En todo caso, la poesía, la literatura en general, debería brotar de las entrañas de la Naturaleza, de las propias entrañas humanas.

‘Del agua y del tiempo’ habla del amor, de la memoria, de la vida y de la muerte, en definitiva, que son, como nos dijera el escritor mexicano Juan Rulfo, los grandes temas, los únicos temas, me atrevería a subrayar. Invito a los lectores/as a que se asomen a sus páginas, y valoren por sí mismos. O por sí mismas.


¿Dónde lo pueden adquirir nuestros lectores?


En su día, se pudo adquirir en quioscos de la provincia de León, pues lo distribuyó ‘La Nueva Crónica’, que fue quien lo editó. En la actualidad, está en algunas librerías de León y de Ponferrada, incluso de Bembibre. Y si alguien desea contactar con el autor, puede mandar un mensaje a este correo electrónico: cuenya67@yahoo.es


¿Cuál fue el proceso de creación del poemario?


El proceso de creación se me antoja algo fascinante. Otra cosa es el resultado. Que uno no siempre sabe si acierta con el mismo. El proceso de creación se hizo a fuego lento. Porque, como dijera el gran Antonio Pereira, uno debe dejar reposar la escritura, como el buen vino, para luego volver a la misma.

Escribir es reescribir, lo mismo que la lectura es relectura. Si bien, en un inicio la escritura debe fluir como los ríos que van a dar a la mar. Amo todo lo que fluye.


Habrá quien te encasille en el ámbito narrativo más que poético, ¿qué críticas ha obtenido el libro en este año de andadura? ¿Qué diferencias encontrará el lector frente a tus artículos periodísticos y libros de prosa?


Cada cual que me encasille en lo que considere oportuno. Faltaría más. La libertad por encima de todo, como el bien más preciado. Después de la salud. Y tal vez de los afectos.

Uno escribe. Nomás. Y el resto dirá si eso es narrativa, lírica. O prosa poética. Incluso poesía narrativa. El libro ha recibido buenas críticas. Y me siento feliz de que la gente lo haya apreciado. Agradezco por supuesto a la prologuista, la filóloga y traductora Álida Ares, su labor, así como a la poeta Margarita Merino las palabras que me dedica en la contraportada. También deseo mencionar las críticas amables, cariñosas, del escritor Ruy Vega. O de las escritoras Margarita Álvarez Rodríguez, María José Prieto y Marta Muñiz, entre otras.

En esencia, uno escribe. Y las diferencias, más que un modo de escribir, de sentir, las marcan los géneros. Los artículos periodísticos, los reportajes, las entrevistas tienen o entrañan sus técnicas. 


Me parece extraño que en el panorama cultural leonés no te reconozcan, pero, por si acaso, coméntanos brevemente quién eres y a qué dedicas.


Bueno, no sé si me reconocen o no. O no sé cuánto tendrían que reconocerme. Uno hace su trabajo. Y con eso me siento a gusto. Creo humildemente (la humildad como punto de partida para seguir creciendo hasta el final de los días) que la gente que he entrevistado para ‘La fragua literaria leonesa’ -en un inicio en ‘Diario de León’, y posteriormente y en la actualidad en ‘ileon.com’- sí reconoce la labor realizada. O al menos eso me suelen transmitir los entrevistados/as. Y en las presentaciones que he realizado de mis libros, sobre todo en la ciudad de León, pero también en Ponferrada, Astorga, Bembibre, Toreno, Cacabelos o Villafranca del Bierzo, entre otros muchos sitios (incluso en las casas leonesas de Madrid, Bilbao, Coruña o de Gijón) siempre he encontrado la acogida y el calor de mis paisanos/as.

Me dedico fundamentalmente a la enseñanza de materias como la literatura, el cine o el teatro en el programa interuniversitario de la Experiencia de la Universidad de León. Incluso escribo y monto obras teatrales. A principios de este año, la actriz mexicana Ángeles Rodríguez, afincada en León, representó en Ponferrada un monólogo mío titulado ‘Serena’, que espero tenga continuidad, porque la pandemia ha truncado, de momento, otras posibles representaciones. Como en la localidad de Veguellina de Órbigo, donde ya estaba prevista su puesta en escena.

Aparte de la faceta periodística, coordino una revista cultural llamada ‘La Curuja’ y mantengo activo el blog: http://cuenya.blogspot.com/. Ah, también imparto cursos de escritura creativa, de extensión universitaria, tanto en el Centro de Idiomas de la Universidad de León como en el Campus de Ponferrada.


Hay escritores como Salgari o Julio Verne que, sin viajar prácticamente, escribieron las grandes novelas de viajes. Me llama la atención que buena parte de tu obra, a pesar de haber visto tanto mundo, siga centrándose en lo propio, lo cercano, sé que me dirás que yo hago lo mismo, pero ¿a qué debe?


Uno tiende a escribir sobre aquello que conoce, o cree conocer. La escritura como vida o una prolongación de la vida. No obstante, cuando escribo, además de centrarme en la tierra, en lo cercano, como dices, también hago referencia a todo aquello con lo que he tenido contacto, incluso con otras culturas, otras formas de entender el mundo. Y para eso es fundamental viajar. Viajar y escribir sobre los viajes. En libros como ‘Viajes sin mapa’ o ‘Mapas afectivos’ me adentro en espacios a los que he podido viajar, y aun vivir en algunos de estos sitios. También en ‘La fragua de Furil’, ‘Trasmundo’, incluso en ‘Del agua y del tiempo’, que quizá sea un viaje al interior de uno mismo, hago referencia a otros mundos.


Eres un gran narrador, inclusive maestro de escritura para muchos leoneses con tus clases de relatos en la universidad. ¿Cómo ha afectado la pandemia a esta faceta? ¿Continuas con tus talleres?


Me alegra que pienses que soy un gran narrador. Hago lo que puedo, con honestidad, con verdad. Eso sí.

Me gusta vivir, viajar y contar. Vivir para contarla, como nos dijera el Nobel Gabo. En cuanto a maestro de escritura, también agradezco tu amabilidad para conmigo. Intento, eso sí, mostrar al alumnado aquello con lo que estoy familiarizado. Y sobre todo estimular al alumnado a leer de modo analítico y escribir de forma creativa. En plena pandemia impartí, vía online, un curso de escritura en León y otro en Ponferrada. Así que continúo y espero continuar con los cursos de escritura. Este mismo este año editamos, a través de ‘La Nueva Crónica’ y la Universidad de León, una antología cuyo título es ‘El manantial de las palabras’ con los mejores relatos de mi alumnado. En este caso, ejercí como editor y prologuista del libro.


También en febrero comienzas a impartir talleres con Mariposa, de manera online, donde se ofrecen a los alumnos las claves para iniciarse en la escritura ¿cuáles consideras que deben ser las fundamentales?


Un buen curso de escritura consiste sin duda en un buen puñado de lecturas. La lectura es esencial. En cuanto a las claves, pues son diversas, desde un buena trama, hasta conocer bien a tu personaje, o personajes, pasando por saber desde que punto(s) de vista se abordará el texto y/o relato, entre otras muchas como el tono, el registro lingüístico, el tiempo y el espacio narrativos, etc.


Me ha dicho un pajarito que ya estás con tu nueva obra preparada y que en poco tiempo verá la luz ¿Nos puedes adelantar algo?


Así es, el pajarito te ha informado bien. Pronto estará lista mi nueva obra. Como adelanto, puedo decir que tiene que ver con la situación terrible que nos ha tocado vivir. Y sigue tocándonos. Que esta sí que es una lotería negra. “Es un libro de reflexiones morales, sociales, políticas, filosóficas, históricas…”, escribe la filóloga y narradora Margarita Álvarez Rodríguez en el prólogo.


Fuente: Marina Díez Fernández

Fotografía: Manuel Cuenya


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.