Diario de Valderrueda
Depresión y ansiedad: saber tratar los males de este siglo
domingo, 13 de junio de 2021, 01:53
SOCIEDAD - SALUD

Depresión y ansiedad: saber tratar los males de este siglo

|

La ansiedad y la depresión son trastornos de salud mental muy presentes en la sociedad actual. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que para el año 2020, la depresión sería la primera causa de incapacidad.


Depresion y ansiedad


Por otra parte, la OMS también asegura que las mujeres son más propensas a padecer ansiedad que los hombres en un 50%. Además, esta condición es común que se presente en un rango ubicado entre los 20 y 40 años de edad.


No obstante, resulta sumamente relevante establecer la diferencia entre ansiedad y depresión, ya que se trata de padecimientos diferentes. Sin embargo, se les suele relacionar con frecuencia. A continuación se definirán ambas patologías, se establecerán sus síntomas y la forma más común de tratarlas.


El trastorno de ansiedad


La ansiedad en sí consiste en un mecanismo de supervivencia del organismo que se activa en momentos de amenaza. Algunos psicólogos lo definen como un reflejo de huida o lucha. Su finalidad es preparar al cuerpo para que huya o se enfrente al peligro mediante el combate.



El trastorno de ansiedad aparece cuando la preocupación y/o el miedo se presentan de una forma excesiva y sostenida, incluso cuando no exista un peligro real. Esta condición ocasiona toda una serie de síntomas y molestias que pueden interferir con el normal desempeño de la persona en sus actividades cotidianas.


Los síntomas que la identifican


Los síntomas que permiten identificar y diagnosticar la ansiedad son los siguientes:

Taquicardia o palpitaciones fuertes.

Sudoración profusa.

Temblor o sacudidas difíciles de controlar.

Sensación de ahogo o falta de aire.

Ahogos.

Presión en el pecho.

Excesiva inquietud o incapacidad para estar en un mismo lugar o posición.

Molestias gástricas como cólicos, náuseas y gases.

Aturdimiento o mareos.

Sensación de estar fuera de la realidad.

Sensación de rigidez u hormigueo en los miembros.

Sofocos o escalofríos fuertes.


Es importante destacar que, por terribles que sean estas reacciones orgánicas, en realidad no representan riesgo alguno para la persona. Esto, siempre que ocurra de una forma ocasional.



Sin embargo, su manifestación frecuente o permanente puede ocasionar alteraciones significativas  en la salud y en la calidad de vida de quien lo padece. En estos casos pasa a convertirse en una patología.


Tratamiento efectivo


El tratamiento para la ansiedad puede abordarse con fármacos o mediante la aplicación de psicoterapia. En este sentido, la prescripción de ansiolíticos es lo más común por su efecto tranquilizante casi instantáneo. La psicoterapia profundiza en los conflictos internos o emocionales que puedan estar causando el cuadro ansioso.


El tratamiento psicoterapéutico generalmente se fundamenta en los siguientes 7 pasos:


Hacer que el paciente comprenda que la ansiedad es una reacción natural del organismo que no representa un riesgo para la salud. Es un evento fisiológico normal, al cual no hay que temerle.

Realizar un análisis para determinar qué o quiénes son los detonantes del estado ansioso, cuál es el nivel de intensidad y cuánta es la frecuencia con la que se presenta. Incluso, establecer si se presenta cuando la persona está sola.

Instruir al paciente en técnicas que le permitan reducir la intensidad de las crisis o evitarlas.

Acompañar al paciente en el proceso de sustituir los pensamientos catastróficos, distorsionados o desmedidos. Cambiarlos por pensamientos tranquilizadores, gratificantes o inspiradores.

Ayudar al paciente a incrementar la tolerancia a sus estados ansiosos para que pueda llevar una vida normal mientras lidia con ellos. La finalidad es que no pierda el enfoque en sus metas y motivaciones de vida, a pesar de las dificultades.

Ensayar cambios progresivos relacionados con el estilo de vida. De esta forma, el paciente experimentará situaciones diferentes que le ayuden a reducir la ansiedad.


Ser consistente, porque los efectos de la terapia pueden tardar varios meses en manifestarse.


La depresión



La depresión se caracteriza porque el individuo experimente un estado de ánimo bajo, acompañado de sentimientos de tristeza o apatía. Igualmente, estas sensaciones van acompañadas de alteraciones de pensamiento, comportamiento y niveles de actividad de la persona. El trastorno depresivo afecta la vida diaria del paciente de una forma que  puede llegar a incapacitarlo.


¿Qué síntomas presenta?


Es importante señalar que los síntomas de la depresión pueden variar de un paciente a otro. Sin embargo, algunos de los que se pueden presentar de forma generalizada son:


Tener una sensación permanente de vacío, tristeza, ansiedad, pesimismo y/o desesperanza.

Sentimientos de impotencia, inutilidad o culpa con respecto a alguna situación.

Inquietud o irritabilidad constantes.

Pérdida de la autoconfianza y de la confianza en otros.

Desinterés o incapacidad de experimentar placer en actividades que antes resultaban agradables y estimulantes.

Pérdida de la libido.

Falta de energía y cansancio exagerado ante cualquier esfuerzo.

Pérdida de la concentración, de la memoria e incapacidad para la toma de decisiones.

Insomnio o hipersomnia.

Trastornos alimenticios como la inapetencia o los atracones.

Ideas suicidas.


Dolores o malestares crónicos como cefaleas, cólicos o estreñimiento que no ceden con los tratamientos específicos para ellos.


El tratamiento para la depresión


La depresión clínica es una patología que puede mejorar significativamente con tratamiento para la depresión. Lo importante es que se recurra a ayuda profesional y oportuna.  Los detalles del tratamiento dependerá de la situación específica de cada paciente determinada por los síntomas, el nivel de gravedad y el contexto en el que está inmerso.


Sin embargo, por lo general se establecen tratamientos combinados de psicoterapia y fármacos, tal y como se detalla a continuación:   


La psicoterapia. Esta puede ser cognitivo-conductual o interpersonal y en ellas interviene un profesional. Su efectividad es muy alta para eliminar la depresión y es la alternativa más adecuada para atender la depresión leve y moderada.

La terapia cognitivo-conductual tiene la finalidad de enseñarle al paciente nuevas formas de comportarse y de pensar. Por otro lado, la terapia interpersonal ayuda a comprender y solucionar relaciones personales conflictivas o disfuncionales.

La duración de este tipo de terapia es variable y puede abarcar algunas semanas o prolongarse por meses e incluso años, dependiendo de la situación del paciente.

Los fármacos antidepresivos. En este tipo de terapia, el psiquiatra recetará medicamentos antidepresivos. Estos están elaborados con componentes que ayudan a normalizar los niveles de las sustancias químicas que se encuentran presentes en el cerebro de forma natural, conocidas como neurotransmisores.


Algunas de ellas son la serotonina y la norepinefrina, las cuales intervienen en el control de los estados de ánimo. Sin embargo, los efectos de este tipo de fármacos son de largo plazo. Por lo tanto, se requiere que el paciente los ingiera al menos durante 4 semanas para poder ver los primeros efectos.


La constancia y la disciplina en el cumplimiento del tratamiento, tal y como el especialista lo indica, también es fundamental para garantizar su éxito. De lo contrario, el paciente se expone a una recaída.


Aparte, es imprescindible poner atención a los posibles efectos secundarios, como pueden ser:

Dolor de cabeza.

Insomnio.

Náuseas.


Por lo general, estos desaparecen al poco tiempo de empezar el tratamiento. De no ser así, hay que recurrir a otro tipo de fármacos que favorezcan más la condición del paciente.


Finalmente, lo más importante es detectar y diagnosticar cualquiera de estas 2 condiciones a tiempo con la finalidad de tratarlas antes de que sean graves


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.