Screenshot 201604181544083
ARQUITECTURA - MORGOVEJO

Balneario de Morgovejo; aguas medicinales, patrimonio y emblema de la montaña...

|

Este emblemático edificio de la localidad de Morgovejo, en la Montaña Oriental Leonesa, refleja el esplendor de un edificio que en su día fue una importante fuente de ingresos para el pueblo gracias a unas aguas inigualables.



Un edificio singular y con un valor arquitectónico y sentimental cerrado hace décadas pero que hoy sigue presente añorando un tiempo pasado en los que sus aguas bañaban el alma de cientos de personas y curaban sus enfermedades gracias a su magia medicinal.



A poco menos de un kilómetro del pueblo de Morgovejo y en un ensanche de la Vega de Villaescusa,  se encuentra este balneario situado junto a la carretera de acceso al municipio de Prioro y cuyas aguas termales ya conocieron los romanos.

El manantial era conocido desde tiempo inmemorial hallándose a mediados del siglo XIX en una propiedad de Pedro Rodríguez Borregan, que ante su indiferencia, el propietario del terreno colindante, Cayetano Gutiérrez realizó un pozo captando el manantial y levantando una pequeña casa, donde le dio uso al agua en unas primitivas bañeras de madera. 


Este manantial, consiguió numerosa concurrencia, el dueño hacía las veces de bañero, médico y administrador de la casa de huéspedes, cobrando por cada baño cuatro reales. 



Sin embargo al carecer este vecino de la autorización oficial para realizar dichas actividades se prohibió en el año 1871. 

Unos dos años más tarde, otro hombre, Francisco Morales Calahorro, pasaría a ser el nuevo dueño de la propiedad que tenía el manantial e inició todos los trámites para su funcionamiento.

A través de una espectacular memoria histórica y científica, además de los pertinentes análisis, se solicitó la declaración de utilidad pública para su aprovechamiento natural y económico, que fue rechazado por el entonces alcalde de Valderrueda por las dudas sobre el caudal y la construcción entonces inapropiada para realizar tales labores.

Pero siguiendo con la búsqueda de la aceptación de la utilidad publica, la situación se regularizo con la posesión de las aguas y el establecimiento por parte de los Marqueses de la Valdavia los cuales vendieron la propiedad a principios del siglo XX a una familia de Madrid que aprovecharía el balneario en una nueva etapa historica con una fuerte difusión en toda la provincia de León.



Sus últimos años de vida fueron en la década de los 70 cuando definitivamente dejo de funcional como balneario y se vendió en 1982 a un vecino de Prioro, Manuel Herrero Díaz.


Las aguas son sulfurosas de un fuerte olor a azufre, que brotan de un pozo. Las enfermedades tratadas mediante baños y tomas orales, eran principalmente todas las relacionadas con la piel.

Las aguas medicinales de Morgovejo combaten las dermatosis, las afecciones pulmonares y el reumatismo.

Este Balneario tiene una pequeña capilla, hoy también cerrada, en la que celebraban las misas para la gente que se encontraba allí tomando sus baños.

Tiene una grandísima huerta toda ella vallada y poblada de toda clase de árboles frutales, se conserva verde y fresca la mayor parte del año.




Sus aguas, tenían un excelente poder curativo en diversas enfermedades cutáneas, renales etc y su entorno está protegido actualmente por sus valores culturales tradicionales aunque con parte de la estructura abandonada.



Enlace en los cuales podréis ver archivos históricos del edificio:

 http://www.morgovejo.com/img/pdf/balneariomorgovejo.pdf


Fuente: Diario de Valderrueda, La utopía del día, morgovejo.com

Fotografía: unmundofeliz-irma.blogspot, verpueblos.com, miguel respenda, Celestino San, 


11 monumentos de la Montaña Oriental Leonesa siguen en la lista roja de patrimonio
El Museo Etnográfico de Riaño estrena una capilla única con más de 120 años de historia
REPORTAJES/ Los evangelistas de Renedo de Valdetuéjar y el poderío de los Marqueses de Prado...
REPORTAJES/ La ermita de las Angustias de Puente Almuhey, una sorpresa en el camino hacia santiago...

3 Comentarios

1

Para puntualizar el magnífico artículo: La familia de Madrid que se cita, en realidad era D. Antonio Granda, nacido en el Valle de Sajambre, León, que compró el balneario a principios de siglo. Sus hijos (nacidos en Gijón, y posteriormente residentes en Madrid) se ocuparon de su llevanza, y servicios médicos, hasta su venta. La temporada de apertura era únicamente la de verano.

escrito por Anonimo 28/feb/17    12:23
2

Para puntualizar el magnífico artículo: La familia de Madrid que se cita, en realidad era D. Antonio Granda, nacido en el Valle de Sajambre, León, que compró el balneario a principios de siglo. Sus hijos (nacidos en Gijón, y posteriormente residentes en Madrid) se ocuparon de su llevanza, y servicios médicos, hasta su venta. La temporada de apertura era únicamente la de verano.

escrito por Anonimo 28/feb/17    12:23
3

Una pena! se esta deteriorando cuando se podia sacar buen provecho primero para el pueblo! si en su dia por dejadez y poco O nada interes qe puso por parte de la alcaldia qe tampoco ayudo mucho para conservarlo!

escrito por Pilar 23/feb/17    22:21

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Controlado y auditado por OJDinteractiva