Screenshot 201604181544083
CULTURA - POEMARIO

La leonesa Marina Díez publica su tercer poemario dando voz a las mujeres maltratadas

|

Hace un mes la poeta leonesa de Sopeña de Curueño, Marina Díez Fernandez, sacaba a la luz su tercera obra publicada: “Despierta”.

Un poemario escrito en voz de mujer maltratada que busca remover el alma del lector y dar voz, visibilizando en la sociedad una pandemia que no entiende de edades, poder adquisitivo o cultura.



En él se ven muy explícitamente reflejados los escalones de una relación tóxica de violencia machista, las distintas barbaries por las que pasan cada día muchas mujeres, incluso está “curtain” en voz de maltratador. Al final del libro hay una guía del 016 por si alguien al leerlo se siente reflejado en él y necesita pedir ayuda.


Aún no hay fecha para la presentación del poemario, pero ya se puede encontrar en amazon: https://www.amazon.es/Despierta-Marina-Diez-Fernandez/dp/1978347782/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1508704156&sr=8-1&keywords=marina+diez+despierta o en la librería Doce Gráficas en León.


Poemas que se pueden incluir en la nota:


Escúchame


A veces,

me gustaría no tener

que ser tan valiente

y ser más libre:


Salir a la calle

sin mirar a los lados,

sentarme en un bar

de espaldas a la puerta,

pasear por donde antes

caminaba tranquila

sin que el corazón esté

a punto de estallarme.

No me consuela la idea de seguir ¿viva?

resisto a medias,

me aterra pensar en todas las mujeres que estamos así

en el limbo de la muerte en vida.


No se nos ve,

ni se nos escucha

ni siquiera somos cifras en las noticias

no nos hemos muerto,

no nos han matado

nuestras atrocidades en carne y alma no cuentan

no hay datos

dan igual las denuncias

escasas

(no todas llegamos, no nos atrevemos

Total, ¿para qué?)

no importa que esos animales,

porque permitidme la licencia, desde luego personas no son,

continúen con sus vidas como si nada,

repitiendo el patrón

¿o sí?

un día, ya es tarde

y llega la cifra,

una mujer menos,

una cifra más…

y nada cambia.


No tenemos voz,

sí ayudas insuficientes

y la sociedad no reacciona,

no nos ven.

Escuchadnos,

dadnos voz

frenad esta barbarie

que no entiende ni de edades, poder adquisitivo o cultura,

nos puede tocar a cualquiera

somos cualquiera

y estamos entre vosotros

en ese limbo de intentar sobrevivir

con el terror pasado y el presente-futuro incierto

atado a los hilos de un demente

y sus fábulas recreadas en un cuerpo vivo,

el mío, el tuyo, el de ella,

aferrándonos a una vida

en la que, sinceramente, aunque luchemos,

vivimos a medias.


Curtain


-Sssssh-

“¡Sonríe!

tenemos visita.

Prepara este hogar, de postal,

para que salga bien la función.

No vaya a ser que me enfades

y, cuando se vayan,

vuelva yo con las consecuencias de tus actos.

No cortes los hilos de marioneta.

Tus movimientos, tus palabras, tus pensamientos

deben salir de los míos

y lo sabes.”

-Sssssh-

“Sé buena y todo irá bien.

Tranquila,

solo es una actuación más.

Pero cuidado”

-Sssssh-

“No vaya a ser que sea la última”.


Soy alguien


Soy despistada,

de eso te serviste

o me desorientaste, aún más.

Cogiste mis sueños e ilusiones

y los dibujaste imposibles,

ante mi ineptitud según tus ojos.

Poco a poco, me fuiste pincelando

pequeña,

mediocre,

inservible

y afortunada de tenerte a mi lado.

Si no ¿qué iba a ser de mí?

¡Ya ves!

No puedo hacerlo sola:

te necesito.

Me hiciste dependiente

para luego reprocharme el serlo.

¡Idiota!

Resulta que sí puedo,

y que sí sirvo.

Estoy creciendo a medida que me alejo de ti

y de tu rencor,

del miedo que me enfundabas,

de tus prohibiciones y apariencias.

Fíjate: incluso ahora que brillo,

todavía me veo dependiente,

necesito personas a mi lado

que asientan con la cabeza

mostrándome un continúa.

Afortunadamente estoy desaprendiendo nuestro camino

y soy conocedora de los pasos que dimos.

Por suerte, tengo la oportunidad de aprender a vivir mi vida.

Mi vida.

Resulta que sí podía,

que soy más alguien sin ti

que contigo.

Y resulta que sí.

Que soy.

Soy alguien.

Soy:

yo.




Fuente: Diario de Valderrueda

Fotografía: Marina Diez Fernandez


Diputación estrena iluminación morada por el Día Internacional Contra la Violencia de Genero
Fiesta en La Vecilla para celebrar el Día de la Infancia
La escritora Marina Díez, de Sopeña de Curueño, presenta su nuevo libro en León
La pancarta más grande de España la cuelga Greenpeace en el Embalse de Luna (León)

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Controlado y auditado por OJDinteractiva