Diario de Valderrueda
Raquel Gago: "No sé por qué Triana dejó el arma, desde ese día no tengo vida"
JUICIO CRIMEN DE ISABEL CARRASCO

Raquel Gago: "No sé por qué Triana dejó el arma, desde ese día no tengo vida"

|

No parece quedar nada de la Raquel Gago de hace un año, ni en su aspecto físico ni en su actitud. Atrás quedo el nerviosismo que demostró durante la vista oral en la que se decidió su libertad provisional. Delante del tribunal del jurado este miércoles se ha sentado una mujer segura, que ha ejercido su propia defensa.


Raquel Gago - Juicio Crimen Isabel Carrasco



No ha dudado en apoyarse en diversa documentación para precisar horas y explicar con detalle cualquier dato que pudiera desconocer el jurado. Raquel se jugaba el todo por el todo y era consciente de ello. Tan sólo un momento de debilidad cuando recordó que desde el pasado 12 de mayo de 2014 “no tengo vida. No tengo una explicación de por qué Triana dejó el bolso en mi coche".


Gago aseguró que no puede definir como una amistad íntima la de Triana "porque muchas cosas no hemos compartido. Quizá las dos teníamos un tiempo libre que coincidía en el que podíamos tomar un café. Llamándonos casi todos los días, incluso dos veces al día". Pero remarca que era una simple relación de amistad porque ella tiene pareja, Fernando Múñiz-Sánchez, desde hace 16 años.


Muy segura y aparentemente tranquila, Raquel decidió apoyarse de unas notas para precisar las llamadas que se realizó con Triana el día del crimen. No tenían un motivo concreto las llamadas. "Sé que me invita a comer y yo declinó la invitación porque tengo comida en casa y me vuelve a llamar para ir a tomar un café".


Raquel recuerda que estuvo "15 ó 20 minutos" tomando un café en su casa, hablando principalmente de un problema que tenía su padre. En ese momento, le comentó que iba a quedar luego con una amiga y la invitó a juntarse para tomar algo sobre las ocho de la tarde. "Pero todo era sobre la marcha".


“No estaba esperando a Triana”


Pero Raquel fue rotunda durante toda su declaración. No estaba esperando a Triana. “Fui a comprar unas pinturas para restaurar una mesa en las clases de restauración. Estaba cerrada la tienda aunque no tenía por qué ya que sus horarios eran variables porque la madre de las propietarias tenía cáncer. Así que decidí llamar a un taller, a un herbolario y a una amiga. Luego tiré unos papeles y apareció Julio, un controlador de la ORA, que me dijo que esperase porque quería hablar conmigo. Yo no esperaba a nadie”.


Tampoco, continuó, había quedado ese día con Triana para que le hiciera entrega del arma del crimen. “Recibí una llamada de un número que no conocía. Contesté pero nadie respondió. Si hubiera estado hablando 17 segundos Julio se hubiera dado cuenta porque podría haber dicho un Padre Nuestro. Asegura que el número no lo conocía pero que siempre responde a todas las llamadas a pesar de que, según los registros, ya había recibido más llamadas desde este teléfono.


Al instante apareció Triana. Me dijo hola y que si tengo el coche abierto. No sé si era una afirmación o una pregunta. Accioné el mando del coche, instintivamente. Luego dijo, ahora vengo me voy a la frutería. No me dijo que había dejado algo en el coche. Tampoco me di cuenta que había dejado algo, estaba hablando con Julio”.


 En cualquier caso, Raquel asegura que no se dio cuenta si dejó algo en el coche y que Triana le dijese que había dejado algo. "Sólo dijo que iba a la frutería, ahora vengo. Yo seguí hablando con Julio y al terminar la llamo por teléfono para saber por qué no había vuelto".


“No me lo podía creer”


Porque, según remarcó, ella no planeó matar a Isabel Carrasco. Por ello, tras el encuentro con Triana continuó con los planes del día. Fue durante la clase de restauración cuando se enteró de que habían detenido a Triana y a Montserrat. “No me lo podía creer. Era imposible". No sabe si tenía un bloqueo pero no salía de su asombro. Quizá por eso no comentó a nadie que había tenido un encuentro previo con Triana y su madre. "No sé por qué no lo dije. Mi cabeza no era capaz de asimilar que podía ser real. No puedo explicar mi reacción".


Sin embargo, su silencio apenas se prolongó unas horas más. Al intentar meter una bicicleta en su vehículo y recoger unas garrafas de agua, se percató de la presencia de un bolso que le había dejado Triana y no se lo había devuelto. "Ese bolso no tiene que estar ahí. Lo abrí y vi algo brillante que lo identifiqué como un arma. En ese momento lo explicó todo lo ocurrido y es cuando empiezo a reaccionar y a entender que Triana me había metido algo en el coche”.


A partir de ahí una pesadilla que la llevaron hasta Comisaría. Entró como testigo pero salió como imputada. Horas después acabaría detenida por un crimen, en el que, reitera, no participó. Como tampoco lo hizo en los supuestos seguimientos que hizo a Isabel, como así apunta el informe de los posicionamientos móviles, “completamente lleno de errores”. “El 28 de abril sitúa a Isabel a las 20:55 horas en el Congreso de los Diputados, a las 20:57 horas en el barrio del Crucero de León y a las 21:00 horas en un hotel en Madrid”.


Fue solo una muestra con la que intentó demostrar que no participó en el crimen de Isabel porque no tenía motivo alguno para hacerlo. “No participé en estos hechos tan graves”. Fue el relato de la nueva Raquel Gago, a la que se ha visto esbozar una sonrisa tras abandonar la sala del jurado.


 Fuente: A. Cubillas / @And_Cubillas

Fotografía: el mundo diario

relacionada Triana Martínez: "Le dije que no matara a Carrasco, sabía que lo hacía por mí"
relacionada Montserrat González: "Si no hubiera matado a Carrasco, habría acabado yendo al entierro de mi hija"
relacionada Las diez claves del crimen de Isabel Carrasco

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.