Diario de Valderrueda
Los tesoros a descubrir de la ermita románica de las Angustias: El frontal de Altar
lunes, 23 de septiembre de 2019, 05:17
PATRIMONIO - MONTAÑA LEONESA

Los tesoros a descubrir de la ermita románica de las Angustias: El frontal de Altar

|

La ermita de Las Angustias además de ser un emblema de nuestro patrimonio histórico y artístico es una seña de identidad para los habitantes de los valles del Cea y del Tuejar y especialmente para la localidad de Puente Almuhey (León).

Es un edificio realizado en el primer tercio del siglo XIII, dentro de un estilo aún románico, a pesar de lo avanzado de las fechas. De una única nave de bóveda de cañón y arcos fajones, ligeramente apuntados. Cabecera plana con ventana moldurada en medio punto y decorada con la cruz de Malta.


Ermita altar puente


Ahora, iniciativas ciudadanas como las de la Asociación Cultural y Deportva Forja, buscan reformar este monumento que sufre graves daños.


Puedes colaborar con la Parroquia de Puente – Almuhey. San Ignacio de Loyola, en el siguiente número de cuenta bancaria:


IBAN : ES52 2103 4221 29 0010100897 (Unicaja Banco)

¿Qué es un frontal de altar?

Los frontales de altar (antipendium, pallium altaris) son piezas litúrgicas que se colocaban delante de los altares, cubriendo todo el frente.


Su origen se puede remontar a las cortinas o velos de seda o de otro material precioso que cubrían el espacio bajo el altar, donde se guardaban urnas con reliquias de santos.

Se realizaron en diferentes materiales, a veces de metales preciosos y que frecuentemente se adornaban con esmaltes, joyas o dorado. En otras ocasiones con relieves, pinturas, sedas, terciopelos, bordados o cuero dorado y repujado, como es el caso de la ermita de las Angustias.

Iconográficamente se suelen representar imágenes de vida de Cristo, misterio de la Eucaristía (cordero, pelícanos, cáliz, hostía)

Por el contrario, un frontal de altar nunca será un paño negro o con calaveras.

Incluso el color debería corresponder con el de la fiesta u oficio, reservándose los más ricos para ocasiones solemnes.


¿Cómo es el frontal de altar de la ermita de las Angustias?


Es una pieza realizada en cuero dorado y repujado del siglo XVIII, constituida por cuatro paneles rectangulares de 75 x 53 cm. 75,60 cm. 5 75 x 60 cm. 75 x 53 cm.

La decoración, repetida en cada uno de los paneles, simula una tela brocada, con el tema ornamental de jarrones florales sobre peanas, flanqueados por roleos con flores en su interior

Este tipo de piezas se denominan cordobán o guadamecí, que se diferencian fundamentalmente entre sí en el tipo de piel empleada.


El cordobán es de piel de cabra, de gran calidad, curtida con zumaque (planta) Se caracteriza por su gran flexibilidad, suavidad y resistencia.

Desde época medieval se utilizaba para recubrir arquetas, cofres etc. y solía estar decorado con motivos pintados y repujados.

Su nombre viene del hecho de que la ciudad de Córdoba era el principal centro productor de estas pieles, alcanzando fama y renombre, desde donde se exportaba a toda la Penínsulas, Europa y a las colonias Americanas.


El Guadamecí es una técnica de trabajo artístico caracterizada por la aplicación sobre la badana curtida (carnero u oveja) curtido de una fina lámina de plata a modo de preparación, para después poder pintar y policromar. Es la técnica de nuestro frontal.

Inicialmente los guadamecis se utilizaba a modo de tapices para recubrir las paredes interiores con unadoble función: decorativa y aislante del frío, pero también para hacer sillones, cojines, biombos, alfombras y dentro del ámbito litúrgico, recubrimientos de relicarios o frontales de altar.

El término guadamecí tiene su origen en la palabra árabe wad´almasir, equivalente a cuero repujado y decorado que se consideraba procedente de la ciudad norteafricana de Ghadamés.

Moriscos y mudéjares tras los árabes, se convirtieron en sus principales productores manteniéndose estos trabajos hasta el siglo XVIII.

Se conservan pocos ejemplos de épocas tempranas (XII-XV) siendo los siglos XVI, XVII y XVIII las épocas de mayor esplendor de estas obras, convirtiéndose en símbolo de riqueza.


Repujando la piel. A partir del siglo XVII esta técnica artística de decoración y recubrimiento entró en declive, siendo sustituido por textiles o incluso papel para revestimientos murales.


El frontal de las Angustias recurre para su ejecución a las siguientes técnicas artísticas:repujado, estampado, laminado en plata corlada, ferreteado y policromado.


Artesano decorando un guadamecí



¿Qué problemas de conservación presentaba y cómo se restauró el frontal de altar de la ermita de las Angustias?


La sacristía de la ermita, clavado sobre un panel de ocúmen y con cinta americana para unir los cuatro paños.

El polvo y la suciedad habían formado depósitos en los pliegues y las deformaciones.

Los cuatro paneles que inicialmente conformaban el frontal estaban separados, desgarrados, deshidratados, el colágeno del cuero desnaturalizado, con pérdidas de piel, agujereado por ataque de insectos o de hongos cuando la humedad ha sido muy alta en el interior de la ermita.

La policromía y las láminas metálicas (plata) estaban también deteriorada Resquebrajamientos, levantamientos, desgaste, suciedad, barnices oxidados, etc.

Los bordes del frontal han estado cubiertos por un marco de madera. Este hecho ha permitido la mejor conservación en estas fonas perimetrales de los dorados de la corla (barniz amarillento que se aplica sobre las láminas de plata para conseguir las tonalidades doradas).


La zona baja tuvo más deterioro por haber estado en contacto directo con el suelo de la iglesia, viéndose afectado por la humedad y los micro-organismos.

De ahí la importancia de mantener los edificios limpios, secos y ventilados, si queremos preservar su contenido

TRATAMIENTO REALIZADO

Se intervino en el 2011

Se procedió a eliminar el soporte de ocúmen, sobre el que se había clavado y pegado los cuatro cueros.

El reverso la piel estaba muy sucio con concreciones que tuvieron que eliminarse mecánicamente con bisturí.

La piel fue rehidratad de forma paulatina y prolongadamente, para una vez conseguido el grado de flexibilidad adecuado, pudieran eliminarse deformaciones causadas por contracciones y pliegues

Progresivamente se fue recuperando la dimensión originaesl de las piezas, por aplicación de presión y tensión controlada


Tensiones paulatinas con tiras de tensión perimetrales y en las zonas deformadas


Para la unión y refuerzo de los cuatro paneles de cuero se colocaron injertos en las pérdidas de soporte. Se empleará piel similar al soporte original, badana curtida, con un tono neutro similar al color del fondo para conseguir una reintegración óptica del conjunto, así como para favoreces la unidad del lectura y posibilitar la reintegración cromática posterior.


Injertos


De cada uno de los huecos o lagunas del cuero se hace un calco en plástico trasparente (acetato) que se pasa al cuero nuevo y se coloca en la laguna con un sistema de de cintas de adhesión colocadas desde el reverso.

Se ideó un sistema de colocación de los injertos desde la cara pero adherido directamente sobre las cintas del reverso, para no intervenir sobre el cuero original. De este modo se aseguraba la REVERSIBILIDAD DEL MÉTODO


Si en algún momento se pretende eliminar los injertos colocados estos quedarían adheridos al fondo de FORMA INDEPENDIENTE al original.


Un sistema de rejillas de tiras adhesivas de poliéster (tejido no tejido. Remay®) en el reverso para mantener la estructura de cada panel y delimitar los puntos de unión al nuevo soporte. De esta forma la rejilla actúa como SISTEMA INTERMEDIO para que los adhesivos utilizados (colas de contacto. Poliuretano) no manchen ni impregnen el cuero original. 


Para la realización de un nuevo soporte de madera que permita su exposición exenta con el marco original una vez restaurado también se propuso un panel DM; perforado y tejido de poliuretano



Para ello se ha utilizado un panel de DM, material con escasísima variación volumétrica y dimensional por su naturaleza amorfa.Tiene mayores dimensiones totales para que la colocación del marco de madera no suponga la ocultación de una gran superficie del frontal como ocurría antes.


Para que el panel tuviera una libre circulación de aire se procedió a perforar una red de orificios de ventilación, que a la vez permitieran un aligeramiento del peso.


Como aislante de la humedad, térmico y al mismo tiempo que confiera a la superficie un nivel al mullido sobre el que repose el cuero, se colocó un tejido de tipo poliuretano.


Finalmente se cubrió todo con tela de poliéster, inífuga, impermeable y estable ante la humedad y el paso del tiempo.


 El objetivo de utilizar distintos sistemas de unión en la elaboración del nuevo soporte ha sido que cada una de las capas funcionase a la vez de forma conjunta como soporte del guadamec,í pero independientes físicamente ante una posible eliminación de alguna de ellas.

Sobre la última capa de tela de poliéster se ha procedido a trazar los contornos exactos de los cuatro paneles que conforman el frontal, así como las separaciones que quedan entre ellos, consecuencia de los cambios dimensionales y formales de carácter permanente de la pieza, que hay que valorar. Este nuevo soporte aseguraría la estabilidad estructural y formal futura, para poder colocarlo en un nuevo emplazamiento.

Finalmente la adhesión de los paneles de cuero al último nivel del nuevo soporte (tejido de poliéster) se realizará sirviéndonos del sistema de retícula del reverso del cuero, colocando el adhesivo en dicha rejilla, especialmente en las zonas perimetrales y puntos de intersección.

El tratamiento del anverso donde se ubican los motivos repujados, la decoración, la polícromia, y las lámparas de metal, consistió en : 


1. Adhesión de los paneles sobre el soporte

2. Ubicación correcta previamente señaliza

3. . Refuerzo de la adhesión mediante la colocación de pesos.

4. Relleno de líneas de unión en injertos o pequeñas lagunas. Resina Epoxídica.

5. Reintegración cromática sobre los injertos de cuero; Método acuoso y al barniz, con barnizado de retoque intermedio.

6. Veladuras de color sobre las corlas desgastadas.


7. Montaje: Para finaliza el montaje de la pieza se procedió a su protección mediante la colocación de una lámina de metacrilato de 3mm anti- rotura y la colocación del marco (de forma independiente) con Teñido del reveso del soporte.

 

Fuente: Araceli Reyero

Fotografía: Araceli Reyero


relacionada En peligro la ermita románica de Las Angustias de Puente Almuhey
relacionada Ermita de las Angustias, sorpresa del camino hacia santiago en Puente Almuhey
relacionada El museo de Sabero ilumina su Rincón de Luz con una nueva colección de lámparas mineras
relacionada Sale a información pública el PRUG del Parque Nacional de Picos de Europa

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.