Diario de Valderrueda
BTT Valdeburón, mucho más que una carrera de Montaña...
DEPORTES - MONTAÑA LEONESA

BTT Valdeburón, mucho más que una carrera de Montaña...

|

BTT Valdeburón 2018, mucho más que una carrera de Montaña...

La espectacular crónica de la VI edición celebrada el pasado domingo, desde el punto de vista de David Rodríguez Montero.


Btt 1 (2)


“Mis tres pasiones juntas”


Un año más voy a plasmar por escrito lo vivido en la sexta edición de la BTT del Valle de Valdeburón en Leon. Siempre que acabo algo que para mí es bonito y que pudo volver a repetir, siempre cuento los días para poder volver a hacerlo. Esto me pasa en la Marcha de nuestra tierra. Una vez que acaba, ya estoy pensando en volver. Ha pasado un año y ayer volvimos a disfrutar de una jornada perfecta para la práctica del ciclismo de montaña. Esta edición para mi desde hace tiempo tenía algo especial, la edición de mis 40 años. Ojala algún año cumplamos también 40 ediciones de esta carrera para que nuestros hijos puedan disfrutar de ella como lo estamos haciendo ahora nosotros.


Desde hace unas semanas he estado pensando en título para mi humilde crónica y ayer de vuelta a casa, en el coche, tuve claro que esto tiene que estar dedicado a lo que más quiero y a lo que más me gusta hacer en este mundo. ¿Qué es lo que más me gusta hacer? Montar en bicicleta. ¿Cuál es el lugar más maravilloso del planeta tierra? Nuestra querida montaña y ¿Qué es lo que más quiero en este mundo? A mi mujer y a mis hijos. El fin de semana en el que se desarrolla la BTT he conseguido juntar las tres cosas, he conseguido juntar mis tres pasiones: familia, mi montaña y mi bicicleta. ¿Podéis imaginar algo tan perfecto? El resultado es que la marcha de Valdeburón es mi carrera, mi gran carrera…


A partir de ahora os voy a contar paso por paso, punto por punto, lo que he ido memorizando desde la salida el viernes de mi casa en Carranque (Toledo) hasta la llega a casa ayer a las 23:00 de la noche. La BTT no es solo la carrera. Para mi es mucho más… Fin de semana intenso, una pequeña paliza de 941,9 km ida y vuelta con una gran recompensa para llenar la memoria de recuerdos de esos que no se olvidan. Una vez cargado el coche de maletas, bicicleta e ilusión salimos de Carranque a las 17:00 aproximadamente. Nos quedaba un viaje de unas 5 horas por delante con caravana incluida. Largo trecho por recorrer con un madrugón “llamado 5:45 am” a las espaldas en mi caso y una larga noche de trabajo con poco descanso matutino para mi mujer, Nekane. Tras varias horas de camino con alguna breve parada para recargar pilas con alguna coca cola y diésel para “la Picasso” conseguíamos adentrarnos en la noche transitando por las interminables curvas desde Guardo a Lario. Noche cerrada y algo fresca a la llegada. Descarga de equipaje, bocadillo de tortilla de patata y merecido descanso…



7:30 am del sábado. Muchas ganas de asomarme a la ventana y ver por fin la montaña con las primeras horas del día. Increíble paisaje con niebla baja y brumas en los prados. Breve paseo en pijama junto a mi hijo Iker con el graznido de un cuervo a lo lejos y vuelta a casa para preparar el desayuno y una pequeña lumbre para calentar la cocina. La jornada fue estupenda. Visita al mirador de Piedrashitas en el alto de Panderrueda. Vermut en el Albergue “La Parada” de Maraña con espectaculares vistas a Mampodre. Negocio al que admiro por lo bien preparado que esta. Algún día me gustaría tener algo así… Ya en casa gran plato de macarrones y unas riquísimas albóndigas y tarde de monte por Cotos Blancos para recoger unas buenas y ricas moras para preparar mermelada. Tarde estupenda en familia para acabar la jornada con más de 10 kilómetros en las piernas de mis dos pequeños titanes, Iker y Naia, no sin antes recoger el dorsal en Liegos y recibir una sorpresa en forma de un precioso maillot GOBIK que me hizo una ilusión tremenda. Una vez echada la noche y tras tomar algo con primos y amigos en el “Mesón de Lario”, tocaba echar el cierre al sábado para soñar con un inolvidable domingo sobre ruedas. 


8:00 am del domingo. Niebla densa y “meona”, 10 grados de temperatura en Lario. Número 63 en el manillar de mi KTM Aera Pro. Cadena engrasada. Misión y objetivo: disfrutar. Nada de tiempos, nada de cronos, nada de presión…Montañas, ríos, arroyos, bajadas bestiales, muros de porcentajes terribles: ESTAMOS EN LA BTT DE VALDEBURON 2018…Arrancamos…


Llegada a Liegos junto con mi gran amigo y compañero de rutas Alvaro Cimadevilla y mi primo Adolfo Rodriguez. Frio en las piernas y algo de agua en el cuerpo. Ambientazo en la salida. Parking lleno. Bikers en zona de salida, corte de cinta por las Autoridades locales y 3, 2,1…SALIDA…Salgo de los primeros y me quedo sorprendido con la arrancada de gran parte de los corredores que salen disparados camino de Burón. Espero a mi amigo Alvaro y una vez juntos comenzamos a rodar camino de la sorpresa del día. Subida a Burín por una zona desconocida para mí. El GPS marca 5 grados de temperatura. Inicios de carrera rodeados de niebla que no te dejan apenas apreciar lo que se te viene encima. Kilómetros escasos de marcha y zas…rampones de más del 15% e incluso 20% en una zona continúa de subida que dispara las pulsaciones y hace temblar las piernas. Inicios duros donde vemos caras conocidas como a nuestro amigo Efrén Fernandez, uno de los más grandes de la montaña, disfrutando de la dura subida buscando el sol. Al poco tiempo de empezar a subir me fijo en el GPS y veo que llevamos 200 metros + de desnivel en nada y de pronto, fuera niebla y hola Sol…y por supuesto adiós frio gracias al calentón y las 181 ppm que alcanza el corazón…Metros más adelante enlazamos con la subida a Burin más conocida donde las rampas son más tendidas y podemos coger oxígeno y empezar a disfrutar. Hayas en los dos lados del precioso camino y vistas de postal. Bajada corta y bonita hasta la pista que nos llevará a la collada de Lois. Camino ancho y rodador picando hacia arriba con porcentajes cercanos al 5-6% y rapones de hasta el 16-17% según el altímetro del Garmin. Primer contratiempo del día con salida de cadena hacia los piñones donde rompo los guantes al tratar de sacar la cadena. Coronamos la subida saludados por Oscar Ruiz y sus estupendas fotografías para tomar algo de aire y empezar la parte más dura de la mañana. Puerto de Llorada. Quien lo conoce sabe de los que estamos hablando. Subida dura por porcentaje y estado del terreno. Una vez que coges ritmo se hace más cómoda pero es tan dura como bonita….Una vez en lo alto nos disponemos a bajar. Alvaro se crece y baja como los aviones. Yo con mi bici rígida tomo muchas precauciones para no salir volando ya que la bajada es bastante peligrosa debido a las piedras sueltas. Llegando al rio y camino de Acebedo entramos en una de las zonas más bonitas de la BTT. Bosque precioso, sombrío, rodador…bosque de cuento de hadas del que no apetece salir. Naturaleza en estado puro…



Una vez fuera del bosque cogemos una pista rápida y algo más seca que nos lleva a Acebedo para encontrarnos con el primer avituallamiento grande de la mañana. Chute de energía gracias a mi familia, Nekane Iker y Naia que me esperan para animarme… ¡qué subidón y que alegría! Nos quedamos allí unos minutos con ellos mientras recargamos las pilas con un powerade, chocolate y un plátano. Una vez recargadas las pilas proseguimos la marcha hacia Maraña por Cosalines. Zona en la que cuesta arrancar al principio ya que las rampas son de las buenas para llegar después a la zona de prados donde los tacos de las ruedas hacen que de un 2% real de subida parezca que estas subiendo al 6%. En las zonas más altas los porcentajes rondaban el 20% lo que nos hace subir por los prados haciendo “eses” para mantener el equilibrio. Esta zona para mí fue una de las más bonitas. Paisaje espectacular, caballos galopando libres a escasos metros de nosotros y terreno muy bien marcado con pequeñas banderitas rojas. Una vez coronados los repechones empezamos la bajada de piedra suelta a Maraña donde nos saluda Maria y Jose Ignacio de Lario para darnos ánimo y agua para rellenar el bidón. Tomamos otro plátano y seguimos camino de Riosol por la pista que más me gusta de todo el recorrido. Terreno duro y poco técnico donde me siento más cómodo subiendo a ritmo reservón para disfrutar de las vistas y de la marcha. Recordamos el objetivo: ¡DISFRUTAR!


Btt 2 (2)

Avituallamiento en Acebedo


Coronado el puerto giramos a la izquierda no sin antes echarle una mirada a mi querido Riosol para mirar el cielo y guiñarle un ojo a mi Tía Chon. ¡Tía va por ti, gracias por todo!

Culminada la bajada hacia la carretera enfilamos destino hacia La Uña, echamos el último gel al cuerpo para enfilar las dos últimas subidas gordas del día. Llegada a La Uña, giro a la izquierda y subidón por el camino del depósito. ¡Terrible!!. Arriba volvemos a oxigenar las piernas bajando el ritmo del pedaleo y proseguimos ruta hacia Carcedo. Me noto fantástico de piernas y eufórico de ilusión. Estoy disfrutando como un niño. El día es impresionante. El GPS me dice que estamos a 35 grados seguramente no reales al 100%, pero hace calor. Una vez finalizada la última cuesta tras rodar por los prados y honrar la presencia de Peña Ten, saludamos a Manolo que nos retrata con su cámara en una de las fotos más bonitas de esta edición…


Desde aquí bajada rápida a Polvoredo para encarar el fin de fiesta del domingo. Subidón a Monte Ranedo. Rampas duras y técnicas por las piedras del terreno. Gemelos y abductores tensos y con ganas de seguir subiendo. Terreno con porcentajes de hasta el 21% muy, muy técnicos. Sufrimiento en estado puro…llegada a la zona más tendida y tres salidas inexplicables de cadena hacia el interior de la rueda, cadena trababa que me cuesta sacar una barbaridad. Me cogen Alvaro y un gran compañero al que tengo que agradecer el poder haber acabado la marcha encima de la bicicleta. Casi llegando a las portilleras de Monte Ranedo avería difícil de solucionar. Roldana de cambio rota y cambio torcido. Creo que se acabó todo, pero mi “mecánico de la guardia” apareció para con una increíble generosidad “apañarme” la bici y dejármela hábil para seguir pedaleando con 1 o 2 marchas usables. ¡Grande compañero, un millón de gracias!


Una vez en los dominios de Monte Ranedo subo sin forzar y bajo con más miedo que vergüenza. Para mí la bajada más terrorífica que he visto y hecho jamás. Bosque mágico y bellísimo. Robles y hayas que si eres capaz de escuchar, te hablan. Naturaleza única e inigualable. Un paraíso en su máxima expresión. No hay palabras para describir este monte. Bajada con mucha calma con Borja al rescate esperándome para recogerme, pero aun puedo seguir rodando…llegada a LARIO. Nekane, Iker y Naia esperándome... ¡inmensos los 3, mi vida sin duda…graciassssss por estar ahí, gracias por acompañarme…os quieroooo hasta el infinito y más allá!


Decido no arriesgar y recortar 2 km a la marcha y rodar por la carretera para evitar una avería fatal. Llegada a Liegos escoltado por mi familia detrás con el coche. Sprint en la rampa final y llegadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa…Finisher. Nueva medalla. BTT muyyyyy especial y disfrutada a tope.


Btt 3 (2)

Luciendo la medalla en Liegos


Una vez finalizada la marcha, tocaba cambiarse de ropa para disfrutar de la comida. Paella espectacular. Muy, muy rica en un sitio estupendo, rodeado de gente estupenda. Todo muy bien organizado. Mientras esperábamos nuestro turno para recoger nuestro plato de paella, mi amigo Chals, uno de los grandes de la montaña por sus ideas (fue el ideólogo del despliegue de alpacas de paja para el recibimiento a la Vuelta a España a su paso por Lario), comentaba conmigo como había ido la jornada. Chals el año que viene te quiero ver en la BTT subido en la bicicleta como el día que subimos a La Camperona… ¡qué gran día aquel!


Btt 4 (2)

Saboreando una riquísima paella con mi amigo Alvaro y mis hijos Iker y Naia


Btt 5 (2)

Riquísimaaaaaaaaaaaaaa


Para poner el broche de oro a este gran día solo quedaba el pedazo de sorteo. No hay prueba que tenga tantos regalos y tan buenos. Gran generosidad por parte de todos los patrocinadores,…¡¡un 10 para todos ellos!! En mi caso este año salimos bastante bien parados: mi primo un queso de Valdeón, mi amigo Alvaro un fin de semana en Oseja y para mí un DVD del documental “Mi valle”… ¡me encanta! Mis dos hijos Naia e Iker, compraron un queso cada uno con su propina y lo donaron para el sorteo. Que ilusión me hizo ver como lo entregaban. Que padre más orgulloso de ver a mis hijos como quieren a la Montaña.


Btt 6 (2)

En el sorteo. Quesos donados por Iker y Naia de Lario


Acabo esta crónica, acordándome de todas las personas que desde el cielo hacen que Lario y este Valle siga tan bonito y esplendoroso como siempre. Su luz sigue tan viva como cuando estaban junto a nosotros. Agradezco una vez más a toda la Organización su esfuerzo y pasión para que esto salga tan bien. Su capacidad de trabajo me admira cada vez más. Gracias muy especiales a Juan Diez por estar a los mandos de esta increíble prueba. Gracias a los voluntarios, a los Ayuntamientos y a los patrocinadores. Gracias a la gente de la montaña por aplaudirnos y animarnos en todo momento y mil gracias a mi mujer y a mis hijos por acompañarme. Ha sido increíble.


Cada año tengo una dedicatoria especial y este año va para mi madre. Gracias Mama, por apoyarme siempre. No naciste en Lario, pero parece que eres de allí. Todo el mundo te quiere y eso es porque eres una persona muy, pero que muy grande. ¡Te quieroooo!


Hasta aquí la BTT de Valdeburón 2018. Creo que hasta la fecha podría decir que ha sido la mejor edición. El tiempo de lujo, la organización de lujo. La gente se fue encantada y no es para menos. SOBRESALIENTE


Animo a todo el mundo que lea esta crónica y no conozca la zona para que venga a visitarnos ya no solo para hacer esta marcha, sino también para disfrutar de la naturaleza más pura, de su gastronomía y sus productos, de sus pueblos y gentes, de sus tesoros, de sus comercios y negocios, de sus lugares de hospedaje, de sus restaurantes y bares, y en definitiva, de la magia de esta paraíso Leones. Quien viene, repite…Ya lo dice nuestro lema “Valle de Valdeburón. Mar cerca del cielo”


¡Hasta el año que viene a todos! VIVA LA MONTAÑA Y SU EXTRAORDINARIA VECINDAD.


¡VIVA LA BTT DE VALDEBURON!


DATOS DE MI MARCHA:


Cuándo: Domingo, 30 de septiembre de 2018 a las 10:00

Lugar de salida y meta: Frente a la fuente de Liegos

Población: Liegos

Provincia: León

Kilómetros: 54,01 Km

Tiempo: 4:46:42

Tiempo en movimiento: 4:11:21

Desnivel positivo: +1484 m. *realmente son más pero el GPS no sumo subidas a pie

Desnivel negativo: -1403m. *realmente son más pero el GPS no sumo bajada a pie

Altura mínima: 1098,6 m

Altura máxima: 1580,2 m

Temperatura media: 18ºC

Temperatura máxima: 35ºC


Temperatura mínima: 5ºC


Btt valdeburon 2018


Fuente: David Rodríguez Montero

Fotografía: David Rodríguez Montero


relacionada Almanza vuelve a repetir éxito con su "BTT Robles Milenarios"
relacionada Casi 300 deportistas disfrutaron de la "V Peñacorada Trail" de Cistierna
relacionada Adrián Pedrosa, de Valderrueda, participa en el Racing Team ULE, que busca competir en Silverstone
relacionada El pescador leonés David García, Campeón del Mundo de Pesca

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.