Diario de Valderrueda
Averías más comunes en un coche
SOCIEDAD - VELÍCULOS

Averías más comunes en un coche

|

Conocer tu coche implica mucho más que saber conducirlo. Implica saber cómo suena el motor, adaptarse a sus marchas, controlar el embrague… Y, sobre todo, saber detectar cuándo algo va mal y cuándo debemos detectar una avería. 

En este artículo hablamos de algunos de los problemas más frecuentes que se producen cuando conducimos un vehículo y algunas claves para saber cómo afrontar dichas averías de la manera más práctica.


Car dashboard 2667434 1280 1M


Lo primero que debemos saber es que las averías que experimente un turismo van a depender de factores como la antigüedad del mismo, de los problemas que ya haya sufrido en el pasado, de factores externos como el tiempo o las temperaturas…e incluso, a veces, del azar. Hay que tener en cuenta también que, según varios estudios recientes, 6 de cada 10 vehículos españoles tienen más de una década de vida y esta “vejez” es una de las causas de averías más frecuente.


En algunos casos, dichas averías son predecibles y, por eso, es aconsejable que con relativa frecuencia pasemos controles que nos aseguran que nuestro coche está en perfecto estado. Esto reducirá las probabilidades de llevarnos un susto grande. Sin embargo, existen averías impredecibles y otras que derivan de despistes.


Quedarse sin batería


Se trata de una de las averías más frecuentes que puede jugarnos una mala pasada, ya que retrasará nuestra hora de partida. Suele suceder cuando dejamos las luces del coche encendidas durante mucho tiempo, lo que acaba provocando que la batería se desgaste. Al tratar de encenderlo, nuestro coche no reaccionará. Las heladas o las bajas temperaturas también son uno de los motivos que agota la batería de nuestro coche. Entre las soluciones, existen varias posibilidades. Una de ellas es intentar mover el coche en punto muerto empujándolo por detrás e intentar que con el movimiento se encienda, mientras pisamos el acelerador. Si hay una cierta pendiente, esta ayudará al movimiento del coche. Sin embargo, esta opción no siempre funciona. Si tenemos unas pinzas podemos probar también a conectar la batería de nuestro coche con la de otra, que le suministrará la energía que necesita. Cuando ninguna de estas opciones es factible, entonces deberemos llamar a un mecánico.


Sin luces


Que las bombillas se queden sin luz es otra de las averías que suelen ocurrir y que, además, puede ser motivo de multa. Se calcula que la vida media de una bombilla de este tipo es de cinco años (en el caso de una Led esta cifra es mucho mayor). Los motivos que hacen que una bombilla del coche deje de funcionar son varios: el funcionamiento del sistema eléctrico, la humedad que penetra en el faro, la entrada de agua a través de alguna grieta, etc. La solución en este caso pasa por comprar una bombilla nueva y cambiarla. Si no somos capaces de hacerlo nosotros mismos, podemos acudir a nuestro taller y lo harán en cuestión de minutos.


Ruedas pinchadas


Esta es una de esas averías que no se puede predecir, ya que en general no depende de nosotros sino del estado de las carreteras y zonas por las que nos desplacemos. Es raro el conductor que nunca se ha encontrado con una rueda pinchada y, por ello, es importante que sepamos cómo cambiarlas. Aunque el sistema es parecido en todos los coches, existen pequeñas variaciones de unos a otros que conviene conocer para no quedarnos inmovilizados en medio de la nada. Además de controlar la técnica de cambio de rueda, saber localizar el gato en el coche (a veces se encuentra en zonas interiores del maletero, otras en el interior del capó, etc.) es esencial para poder solucionar el problema. No hay que olvidar tampoco utilizar el chaleco reflectante durante el proceso si nos encontramos en una zona de circulación.


Ojo al echar combustible


Aunque pueda parecer un detalle evidente, confundirse al repostar puede suponer unos cuantos cientos de euros para nuestro bolsillo. Es importante fijarse en si nuestro coche de gasóleo o de gasolina y, en caso de confundirse, es muy importante no llegar a encender el motor. En caso de tener dudas, siempre se puede consultar a la persona que atiende en la gasolinera.


Las pastillas de freno


Las pastillas de freno son una pieza de larga vida. Se calcula que lo habitual es que duren una media de 60.00 kilómetros en un turismo de gama común. Sin embargo, a veces, se desgastan antes de alcanzar esa cifra, lo que puede deberse por el propio estado o diseño de las mismas o por malos hábitos al volante. En este caso, es importante que lo consultemos con un experto para que pueda indicarnos qué hábitos tenemos y que perjudican a nuestro vehículo y cómo cambiarlos. Para identificar cuando las pastillas están averiadas podemos fijarnos en varios aspectos: si sentimos cambios al pisar el pedal de freno, como por ejemplo una vibración, si escuchamos chirridos al frenar, si identificamos una pérdida en la capacidad de frenado en caliente…


Fuente: Diario de Valderrueda

Fotografía: LEOlytics


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

APOYOS OFICIALES

© DiarioDeValderrueda.es - Periódico Digital de Noticias y Eventos de la Montaña Oriental Leonesa y la Montaña Palentina


Calle La Puente Nº 47, Valderrueda, 24882 (León) - Algunos derechos reservados

Diario de Valderrueda ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que se ha renovado el diseño y se han creado aplicaciones móviles, para mejorar el posicionamiento web, la usabilidad y la creación de un canal propio de distribución de contenidos. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del Programa TICCámaras de la Cámara de Comercio de León.